| descarga terrible al tocar cables primarios

Fue por las últimas guayabas

La intención de subir a un palo de guayabas para llevarle a los compañeros de trabajo se convirtió en la sentencia de muerte para Óscar Pérez Soto.

El hombre, de 55 años, sufrió una descarga de más de 22 mil voltios al tocar unos cables primarios mientras se agarraba de unas ramas. Esto ocurrió en una propiedad de la calle El Mariposario, en La Guácima Abajo de Alajuela.

Roberto Pérez, primo de Óscar, contó que solo escucharon el estruendo de un bombazo y de inmediato un golpe muy fuerte.

“Vi caer a Óscar, nos dio miedo tocarlo pues temíamos afectarlo por la descarga y las heridas, solo acatamos llamar a la Cruz Roja”, dijo Roberto.

De cuatro metros. Carlos Morera, de la Cruz Roja, explicó que la víctima quedó boca abajo.

“Cayó desde una altura de aproximadamente cuatro metros; tratamos de estabilizarlo, pero las heridas que sufrió eran muy graves”, expresó.

Gilberto Pérez, otro de los primos, contó que Óscar trabajaba como operario y siempre acostumbraba llevar guayabas.

“Era muy amigable y tenía como costumbre llevarles cosas de comer a los allegados. La última vez que lo vimos fue el martes en la tarde”, detalló.

Creo que...

Gilberto Pérez

Shirley Vasquez

Primo

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Fue por las últimas guayabas