| Familias y presos están incómodos

Hasta las palomas joden

Algunos de los familiares que estuvieron en el gimnasio, acondicionado para las visitas, estaban molestos porque en el lugar andaban varias palomas.

“Cuando llegamos nos encontramos una muerta, además otras andaban volando por aquí y caían las cuitas en uno y en la comida”, dijo Mercedes Treminio. Ella llegó a visitar a su esposo Felix Vallejo quien descuenta una pena por homicidio.

Otros de los privados aseguraron que no se sienten cómodos con el cambio.

“Antes era mejor, ahora es más complicado porque a los compañeros que no les llegaba visita también podían compartir con los demás, pero ahora ellos se tienen que quedar en los módulos. Además por los cambios el tiempo de visita es menor, nos afecta porque es el único tiempito para estar con la familia”, dijo Marco Sanabria, conocida como Jazmín.

Don Carlos Alvarado llegó a visitar a un amigo y aseguró que el cambio se ve muy lindo pero es solo una mampara para disimular el hacinamiento que se viven los reclusos a diario.

Creo que...

Mercedes Treminio

Jazmín

C. Araya para LT

Visita

Privado de libertad

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Hasta las palomas joden