| Limón sigue sacudido

Dos palmos a punta de plomo

Un joven de apellido Garita, de 22 años, murió la madrugada de ayer de un disparo en el pecho.

Garita ingresó a las 4 a.m. al hospital Tony Facio procedente de barrio Envaco, donde tuvo una riña con un vecino que sacó una AK-47 y le disparó.

La víctima fue llevada en un carro particular al “hospi” mientras que el sospechoso, quien ya está plenamente identificado, se dio a la fuga.

Otro palmo. En esa misma provincia balearon a un nicaragüense en varias ocasiones el viernes, siendo declarado fallecido en el hospital minutos después.

El nicaragüense fue identificado como Moisés Sandino Pereira, de 29 años, quien estaba de visita en la casa de su mamá, en barrio Santa Eduviges, cuando dos “bichos” se bajaron de un carro y lo balearon.

Sandino tenía tres meses de haber salido de la cárcel de Limón, donde estuvo por agresión doméstica.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dos palmos a punta de plomo