|

Iglesia quemó la banca de la tragedia

En la basílica de los Ángeles se deshicieron de la banca en la que pasó los últimos minutos de vida don Carlos Luis Badilla Delgado, de 66 años. Él tomó la terrible decisión de dispararse en la boca frente a la Negrita, al final de la misa de 9 a. m., del miércoles.

Las autoridades religiosas realizaron ayer una limpia en el templo debido a la muerte violenta en ese lugar sagrado, el llamado ritual de restitución.

Esto, según explicó el sacerdote ceremoniero Jorge Gómez, se realiza desde el siglo IV, cuando la iglesia empezó a utilizar templos, y consiste en limpiar un lugar santo que ha sido profanado.

El miércoles destruyeron el asiento, que estaba ubicado en la tercera columna (de izquierda a derecha), en la tercera fila.

"Se destruyó por consejo del OIJ, a veces estos signos es mejor apartarlos, no sé las razones del OIJ", explicó el sacerdote Francisco Arias, párroco de la basílica cartaginesa.

Iglesia limpia. El obispo de Cartago, monseñor Francisco Ulloa, explicó que la destrucción de la banca se hizo para evitar las supersticiones de la gente.

"Creo que de parte nuestra tiene un significado sacar la banca, para que la gente no empiece a preguntar ¿qué fue lo que pasó en esta banca? Y entonces la señalen y comiencen a tener temor o supersticiones, por eso se decidió sacar, para evitar conjeturas y prejuicios", aseguró Ulloa.

El padre Arias contó que la banca la sacaron del templo el mismo miércoles, apenas sacaron el cuerpo de don Carlos Luis

"Ayer (miércoles) se cortó, se despedazó y la vamos a quemar", adelantó el sacerdote.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Iglesia quemó la banca de la tragedia