| “Chunchones” volcados, árboles y piedras sobre la carretera a Limón

Zurquí estuvo peligrosísimo

Los choferes que usaron la carretera a Limón (ruta 32), entre la noche del miércoles y la mañana de ayer, tuvieron que bajar todos los santos porque el Zurquí parecía un campo de guerra.

Don Miguel Blanco sudó frío y sufrió como nunca para llegar a la casa, en Tibás, procedente de Siquirres, debido al mal tiempo.

“Pegaba un ventolero que hasta se movía el carro, estaba lloviznando y la neblina no lo dejaba a uno ver nada.

“Una señora que venía en un carro adelante me hizo luces para ver qué hacíamos, porque el miedo era que nos cayera un árbol o una piedra o peor que nos fuéramos a un guindo, nos esperamos a que pasara un bus y lo seguimos, fue muy angustiante”, contó Blanco.

Grandotes volcados. A don Miguel le tocó toparse con el vuelco de un tráiler que le arrió a dos busetas a cuatro kilómetros del túnel en sentido a Limón.

Al parecer, la neblina no permitió al trailero ver nada, por suerte no hubo heridos.

Ayer, a medianoche, un trailero nicaragüense perdió el control del “chunchón” en el que jalaba frijoles y se volcó a 200 metros de la conocida “Vuelta de los Sustos” (a tres kilómetros del túnel hacia Limón). El hombre quedó metido en uno de los paredones y el cabezal se zafó de la carreta.

La Policía de Tránsito informó que un carril estuvo cerrado por varias horas.

Muchas ramas. El tráfico Álvaro Cáceres nos contó que encontraron al menos cinco puntos donde cayeron árboles de gran tamaño y varios deslizamientos.

Hasta los oficiales tuvieron que ayudar a quitar las ramas de la vía. Ayer, durante todo el día, las autoridades tuvieron que coordinar la limpieza de la carretera.

Las lluvias también sorprendieron a los vecinos de Pococí y Guácimo.

En Villafranca de Guácimo un árbol dejó sin luz por varias horas a los vecinos pues arrancó los cables del tendido eléctrico.

En la calle que comunica a Ticabán con Cariari los bomberos también se apuntaron a quitar varios arbolotes que cayeron sobre la vía. Vecinos de Pococí están muy asustados por los ventoleros.

“Ha estado rudo el viento, se lo quiere llevar a uno, en la noche fue horrible, había tendido la ropa y tuve que irla a recoger a la casa de la vecina”, comentó Elena Arias, vecina de Cariari.

Creo que...

Álvaro Cáceres

R. Montero para LT

Tráfico

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Zurquí estuvo peligrosísimo