| Atacado por abejas

Ruco se salvó de picadas

El ruco al que un montón de abejas africanizadas picaron en el tope de Mora ya está fuera de peligro.

Conocido como “El caballo de la volanta”, no se pierde actividad en Puriscal y se salvó gracias a que el veterinario José Daniel Fernández lo atendió rapidísimo la tarde del domingo.

Otros ocho caballos también sufrieron picaduras cuando uno de los animalitos pateó un árbol y se trajó abajo un panal, pero el caballito criollo fue el más afectado.

Según nos contó su dueño, Luis Mora, por suerte el ruco se salvó pues es el consentido de la casa.

“Estaba muy malito pero por dicha amaneció bien, es un caballo muy querido en ‘Puris’ porque participa en muchas actividades durante todo el año, era la primera vez que iba a un tope y vea que mala suerte lo que le pasó”, dijo Mora.

Luis Mora hijo no durmió cuidando al caballo pues el pobre animalito relinchó toda la noche de dolor y se la pasó rascando las patas en la arena.

Mora espera que en unos días su ruco esté en todas para llevarlo a otras actividades.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Ruco se salvó de picadas