| Presos declararon en juicio por muerte de Johel Araya

Reo se sentía como una piñata

El reo Juan Carlos Chaves les dijo ayer los jueces que los diez oficiales penitenciarios de La Reforma sospechosos de matar a Johel Araya lo agarraban de piñata.

Chaves fue el primer testigo que declaró ante el Tribunal Penal de Alajuela en contra de los guardas acusados por la muerte de Johel Araya, ocurrida el 22 de mayo del 2011.

El testigo detalló que él estaba en la celda 2 y Johel en la 5 de máxima seguridad de La Reforma y aunque no podía ver las agresiones sí oía los gritos.

“Ellos querían matar a Johel, a uno le daban porque era solo ayudante de él; Johel era su objetivo, le gritaban que no era tan hombre como parecía”, dijo Chaves, quien llegó encadenado de la cintura.

Durante el juicio el testigo vio fotos de los golpes que le dieron, de los guardias sospechosos y de los cuatro compañeros golpeados.

Este primer testigo y la fiscal Esmeralda Arguedas indicaron que la intención de los guardias era cobrarse la muerte del oficial Francis Morales, quien falleció en el intento de fuga encabezado por Araya el 11 de mayo del 2011.

Mañana darán su testimonio otros prisioneros que supuestamente fueron golpeados.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Reo se sentía como una piñata