| Hombre que le arrancó una oreja sigue libre porque no hay denuncia contra él

“Poli” se arma de paciencia

El policía al que un hombre le arrancó la oreja izquierda de un mordisco le pide a Dios que le dé mucha paciencia.


El oficial Minor Álvarez Castrillo, de 51 años, salió el martes del hospital San Juan de Dios y ya está en la casa, en Piedras Blancas de Osa, Puntarenas.

El afectado trabaja en la delegación de Palmar Norte.
El afectado trabaja en la delegación de Palmar Norte. (Alfonso Quesada)
ampliar

A pesar de que  está en buenas condiciones de salud,   asegura que el ataque lo ha afectado mucho psicológicamente.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “Poli” se arma de paciencia