| Oficial relató serie de pifias de secuestradores

Pecaron de pollos

Se fueron de pollos. Así lo reflejó el testimonio de uno de los oficiales que agarraron a los cinco acusados de secuestrar a un profe universitario, el 28 de febrero del 2012.

El oficial hizo la declaración ayer durante el juicio que se sigue por el secuestro del educador de apellido García.

El debate se desarrolla en la sala cinco de los Tribunales de Goico.

La banda nunca sospechó que una de las primeras llamadas extorsivas que hicieron a la familia del profe era escuchada por los agentes de secuestros del OIJ.

Las siguientes llamadas fueron monitoreadas y grabadas por las autoridades.

El segundo error, que les costó que el secuestro no les funcionara, fue dejar a la víctima sola.

“El afectado, una vez a salvo, nos dijo que la primera noche pidió pizza y se la compraron; en la segunda noche tuvo frío, por lo que que empezó a gritarles que quería un abrigo, pero nadie le respondió por lo que le extrañó la situación”, comentó el investigador.

El encontrarse solo empezó a quitarse las amarras con una lata de zinc y después se quitó la venda que tenía en los ojos.

García se valió de un estañón para subir al techo y huir del lugar.

Un taxi que pasaba por el sitio lo llevó hasta la familia en Sabanilla de Montes de Oca. El taxista nunca supo que trasladaba a una víctima de secuestro.

El tercer error que cometieron los pollos, fue haber comentado a otras personas sobre el delito quienes lo cantaron a la línea confidencial del OIJ 800 8000 645.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Pecaron de pollos