| Muchacho dice que “polis” lo encarcelaron dos días

Fue a Panamá y salió garroteado

Julio Beita Torres, de 23 años, denunció que unos policías panameños le dieron tremenda garroteada en la frontera sur.

Asegura que el domingo anterior fue con el carro a comprar gasolina al lado panameño, pero de regreso y todavía en la frontera, vio que dos uniformados del país vecino se le montaron en el carro.

“Solo me decían que me devolviera, me estacioné en la pura línea fronteriza y con un garrote me comenzaron agredir, nunca me dieron razón y no comprendo cómo lo pueden tratar a uno de esa manera. Muchas personas me vieron, hasta ticos, pero nadie quiso ayudarme mientras los ‘polis’ panameños me garrotearon”, contó Beita.

Supuestamente, al joven lo sacaron del carro y le golpearon la nave hasta arrugarla, comentó Mauren Torres, madre del joven.

“A mi hijo se lo llevaron para el cuartel panameño, así le llaman a la delegación policial. No me dejaron hablar con mi hijo y escuchaba donde él gritaba por los golpes que le daban”, expresó Torres.

Dos días después, el muchacho fue pasado a la oficina migratoria de Panamá y luego lo deportaron a Costa Rica.

“No quisiera que más ticos sufriéramos estas agresiones y que sean calladas”, concluyo Beita.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Fue a Panamá y salió garroteado