| exige a la policía frenar a banda de cieneguita

Mujer usa cadenas para buscar la paz

Encadenarse a un poste de semáforo fue la manera que utilizó ayer en la mañana María Morales Serrano para pedirles a las autoridades que acaben con la banda “Los Potoy” que tiene hartos a vecinos de Cieneguita de Limón.

A esa misma hora, un pleito entre otros dos grupos dejó un muerto y tres heridos en la calle El Infiernillo de Pacuare.

Al igual que doña María muchos limonenses se despiertan todos los días con miedo de ser la nueva víctimas de las bandas.

Aunque la señora protestó frente a los Tribunales de Goicoechea, en San José, ella es de Cieneguita y trabajó durante 30 años como vendedora de vigorones en el bulevar del centro de Limón.

La vendedora y la familia tuvieron que abandonar la casa después de que se las balearan tres veces.

“Tuvimos que salir de Limón escoltados por la Policía; nos vinimos a San José, ahora vivimos por gracia del Espíritu Santo”, comentó la mujer con voz quebrada.

La Fiscalía informó ayer que hay dos causas abiertas: una por tentativa de homicidio y por daños (a la casa).

La afectada les solicitó a las autoridades mano dura contra los integrantes del grupo. “La Policía sabe quiénes son, el problema es que los agarran y los sueltan”, dijo.

Sandy Jiménez, hija de doña María, dijo que en los últimos meses “Los Potoy” han aprovechado que la casa está sola y le han prendido fuego seis veces.

Le dan plomo. Este martes un problema entre barras cobró la vida de un hombre identificado como Kenrry Mood Antony, asesinado a plomazos.

Según testigos, Kenrry estaba a la orilla de la calle conversando con otras personas cuando fue acribillado por cacos que iban en carro.

En el ataque resultaron heridas tres personas más, entre ellas un niño que paseaba en bicicleta. Los heridos fueron llevados al hospital Tony Facio, donde informaron que estaban fuera de peligro.

Creo que...

Sandy Jiménez

Rocío Sandí

Afectada

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Mujer usa cadenas para buscar la paz