| Visitas en La Reforma estuvieron normales

Muerte de tugurios sin broncas

El cambio de los tugurios de La Reforma por espacios abiertos, con mesas y sillas nuevas, no provocó alborotos durante la visita de ayer, a diferencia del sábado que la situación estuvo un poco más caliente, sin llegar a salirse de las manos de las autoridades.

“Había preocupación de que se hicieran desórdenes en la noche entre algunos que son conflictivos, pero me dijo mi hijo que no pasó nada, que les toca aguantarse”, dijo María Reyes, una visitante.

Decenas de personas hicieron fila para visitar a sus parientes, este fin de semana, ya sin las conflictivas covachas que fueron quitadas por el Ministerio de Justicia para evitar trasiego de drogas, armas y abusos.

Las covachas, levantadas con palos, sábanas, o cobijas, tenían más de 30 años de existir, y eran alquiladas en diez rojos.

“Lo bueno de las covachas era que había más privacidad para que la persona que uno venía a ver le contará sus problemas y así, pero ahora está más limpio todo y además hay que adaptarse por el bien de los privados de libertad”, dijo José González, quien fue a la visita la mañana ayer.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Muerte de tugurios sin broncas