| Menor que perdió piernitas regresó a la casa

Maurely hizo sonreír a Shirley

Shirley Torres, de 13 años, regresó a la casa el miércoles en la tarde y pese a que perdió las dos piernitas está más optimista que nunca.

La jovencita fue atropellada hace dos semanas por una vagoneta cuyo conductor estaba borracho. Eso pasó el 19 de marzo cuando Shirley caminaba por un puente junto a otra amiguita en La Suerte, en La Rita de Pococí, y el chofer se fue contra el puente por no darle a un carro.

La amiga de Shirley, de 18 años, sufrió varios golpes y sigue internada en el Hospital de Guápiles.

Shirley estuvo en el Hospital México y su mamá, Jessenia Garita, nos contó que la atendieron muy bien y que a pesar de lo que ocurrió Shirley tuvo un momento de gran felicidad.

“Ella ama ver el programa Combate. En la casa se nos dañó el tele hace dos meses y entonces ella iba a verlo a la casa de los vecinos y ahora también porque está más consentida que nunca. Cuando estaba internada la muchacha del programa Maurely Zárate la fue a visitar y ella no creía en nadie, todo se le olvidó, fue una felicidad inmensa”, dijo la mamá.

Emoción grande. Según nos contó Jessenia, cuando Maurely llegó Shirley creía que era un sueño y se atacó a llorar, pero cuando se repuso compartieron y hasta se tomaron fotos.

La combatiente del equipo naranja visitó dos veces a la jovencita, que aprovecha para contarle a todas las amigas la sorpresa que le dio Zárate.

“El sueño de ella es ir a ver cómo graban el programa y conocerlos a todos; ella no se queda sin verlo, si no sufre”, dijo la mamá.

La familia de Shirley la está viendo ruda, pues la menor de edad tiene siete hermanos más; la mamá es quien vela por la casa y por el accidente no ha podido volver a trabajar.

En la casita en la que viven todo se inunda cada vez que llueve y para ir al baño deben cargar a la menor pues está a unos 12 metros de distancia. Además tienen dos camas que deben compartir entre todos.

Sin embargo, ante estas carencia Shirley asegura que está viva porque Dios así lo quiere y asegura que, sin importar los obstáculos, logrará su sueño de convertirse en maestra de inglés.

Ahora está evaluando la posibilidad de ponerle unas protésis.

La familia ya interpuso la denuncia contra el conductor y el dueño de la vagoneta que causaron el accidente.

“Yo quiero que se haga justicia para que nadie vuelva a pasar por lo mismo”, dijo Shirley.

Si usted quiere ayudarle a esta jovencita y a la familia puede llamar al teléfono 8577-2636.

La Teja intentó comunicarse con Maurely para conocer su experiencia con Shirley, pero en la casa informaron que no estaba y en su celu y en el canal no fue posible ubicarla. Seguramente estaba entrenándose para combatir.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Maurely hizo sonreír a Shirley