| Familiares sin aflojar con sor María Romero

Liguista baleado sigue en la pelea

Esteban Solís Herrera, el joven liguista baleado el 4 de abril después de haber ido al Morera Soto, sigue luchando por su vida en el hospital San Juan de Dios.

El muchacho, de 22 años, permanece en coma, pero según sus familiares en los últimos días ha dado señales de recuperación.

Walter Solís, el angustiado papá, contó que han visto que su hijo mueve partes del cuerpo.

“Mi esposa un día de estos lo estaba cuidando, lo tenía de la mano y mientras ella le estaba hablando Estebitan le apretó la mano”, contó emocionado.

Solís afirma que a pesar de que los doctores le dicen que esos son movimientos involuntarios, él está seguro de que esas son señales de que su hijo se recupera.

“Poco a poco él va a salir de esa condición y con la ayuda de Dios y de sor María Romero va a salir adelante”, afirmó lleno de fe.

Este martes varios allegados al joven se dieron cita en el mausoleo de sor María Romero, en la casa de María Auxiliadora, en barrio Don Bosco, para orar por Esteban.

En la actividad estuvo el sacerdote Leonel Chacón, quien presidió la oración. Además, varias monjas devotas a la beata pidieron por la recuperación del joven.

Don Walter asegura que cada día son más las personas que se unen a la cadena de oración y lo llenan de esperanzas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Liguista baleado sigue en la pelea