| Familia perdona a trailero, pero pide justicia

Dolor los hizo más fuertes

“No hay mal que por bien no venga” y “la discapacidad solo existe en la mente” son frases que identifican a la colegiala Alejandra Porras Fernández.

Esta joven, de 17 años, sufrió hace siete años un accidente que la dejó sin movilidad en las piernas, pero le sonríe a la vida y sueña con ser odontóloga.

La fatalidad ocurrió el 30 de diciembre del 2007, cuando la familia viajaba en una buseta desde San Carlos a Pérez Zeledón.

En una curva, a la altura de Macho Gaff toparon con un tráiler que volcó y les dio. En el accidente murió un primito de Alejandra, Guadalberto Miranda Fernández, de 14 años, y uno de sus cuñados Roy Nuñez Castro, de 34 años.

Por estas muertes y lesiones provocadas se iniciará un debate en los Tribunales de Cartago contra un hombre de apellido Muñoz.

El trailero cayó en Estados Unidos después de tres años en fuga.

Neiby Fernández, mamá de Alejandra, dijo que a pesar de lo doloroso de las circunstancias este accidente unió a la familia.

“Para ese entonces vivía en Estados Unidos, al saber la noticia me vine y ahora nada me separa de la familia. Alejandra es mi pilar, ella me sostiene para luchar y querer vivir”, contó.

En la última audiencia, en octubre pasado, la familia dijo perdonar de todo corazón al chofer, pero pide justicia por los actos.

“Fue irresponsable andar sin licencia, pero nosotros lo vemos como un accidente que nos acercó”, mencionó doña Neiby.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Dolor los hizo más fuertes