| Murieron ahogados el domingo en Sarapiquí

Desgarrador adiós a primitos

Decenas de personas llegaron a despedir ayer en la mañana a los dos primitos que fallecieron ahogados en el río Sarapiquí, en Heredia.

A las 9 de la mañana una caravana de unos 60 carros y varios buses salió de la casa de los chiquitos, en Tres Rosales de Sarapiquí, y se dirigió hacia la iglesia de La Guaria, a unos 12 kilómetros, donde les dieron el último adiós.

Andrey Porras, de 7 años, y su primo Wilson Calvo Gutiérrez, de 14, fallecieron el domingo en la tarde poco después de mejenguear a la orilla del río y la bola cayó al agua.

“Andreycito” la fue a juntar, pero no pudo salir por lo que Wilson trató de ayudarlo y tampoco pudo salir.

El cuerpo de Andrey fue encontrado poco después, pero el de Wilson fue ubicado hasta las 10:30 de la noche de ese mismo día.

La iglesia de La Guaria se llenó con más de 400 personas que llegaron con flores. Los niños, quienes eran inseparables, eran muy queridos en la comunidad.

Varios alumnos de escuelas cercanas, además de compañeros y excompañeros de los menorcitos, llegaron a darle apoyo a la familia.

“Es muy duro para toda la familia, ellos eran niños muy buenos y amorosos, mucha gente vino a acompañarnos”, dijo Ángel Rodríguez, un familiar de los dos pequeños.

Creo que...

Ángel Rodríguez

Reiner Montero para LT

Familiar

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Desgarrador adiós a primitos