| Familia que salía del Hospital quedó en un puro temblor

Chofer endemoniado les esponjó el parabrisas

Un conductor endemoniado atacó a una familia solo porque no le gustó que le pitaran, se bajó del carro y les quebró el parabrisas.

Esto lo vivió don Maynor Rojas en compañía de una hermana y el papá. Los tres iban saliendo del hospital Cima, en Escazú, de donde le acababan de dar de alta al papá de Rojas, a quien hace unos diez días habían operado.

“Cuando pasamos el peaje de (Escazú) se nos terminó uno de los carriles y él se metió, por lo que tuve que frenar de golpe, al pitar el señor se enojó y empezó a gritarme cosas y a tirarme monedas”, contó Maynor.

Según el afectado, él siguió su camino pero el conductor de un Land Rover plateado lo empezó a seguir y a tirarle el carro.

“Fueron como cinco kilómetros que nos siguió, cuando yo iba por la entrada que lo tira a uno a Hatillo decidí meterme ahí para perderlo, sobre todo por mi papá, pero en ese momento el conductor me atravesó el carro y se bajó entonces yo tuve que frenar de golpe”, comentó.

Rojas aseguró que el chofer chiva sacó algo y empezó a golpear el parabrisas del chuzo que apenas compró hace un mes.

“Después de eso se subió al carro, yo me bajé para hablar con él pero en eso me tiró el carro encima y me pasó por encima de un pie”, explicó el afectado.

Buscó pleito. Otro conductor que fue testigo de lo sucedido al parecer le dio persecución al chofer malcriado, pero este al darse cuenta de que lo seguían le buscó pleito y el testigo prefirió regresar adonde estaba la familia afectada.

“Fue una cosa terrible porque nunca nos había pasado algo así, esos momentos son cuando uno piensa en el muchacho de San Pedro que lo mataron por pitar, nosotros vamos a llegar a las últimas consecuencias porque no puede ser, uno es hombre y se puede defender, pero ahora una señora”, reclamó Maynor.

En la central de la Policía de Tránsito confirmaron la situación e indicaron que le solicitaron al afectado que pusiera la denuncia ante el OIJ para que investigue pues se cuenta con el número de placa y ya está identificado el conductor.

El carro es propiedad de un hombre de apellido Aguilar, vecino de Escazú. A él se le trató localizar, pero no fue posible.

Los afectados pusieron la denuncia ayer ante las autoridades no solo por los daños que sufrió el carro del asesor de ventas, sino por la lesión en el pie.

Si es víctima de agresión en carretera no se baje del carro, ni discuta pues puede ser agredido o accidentarse. Llame al 911 y reporte al operador la emergencia, si le es posible agarre el número de placa y trate de mantener la calma.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Chofer endemoniado les esponjó el parabrisas