| Milagro en el cráter

Se salva tras caída en hueco en Cerro de la Muerte

En la foto se observa el vehículo donde quedó tras el accidente.
En la foto se observa el vehículo donde quedó tras el accidente. (Ignacio González)
ampliar

Solo un verdadero milagro salvó a César Aguilar al caer en el huecote de 20 metros de profundidad y 120 metros de largo que se formó  sobre la Interamericana sur, en la conocida carretera que atraviesa el cerro de la Muerte.  

El comerciante, de 34 años, viajaba por La Cangreja de San Isidro de El Guarco, a la altura de Chiquizá, el miércoles entre las 11 p. m. y la medianoche,  y se fue directo al cráter.

 Aguilar acababa de dejar a la esposa, Karol Cordero, y regresaba a la casa, que queda en Macho Gaff. 

“Me topé una patrulla que tenía la luz larga y una ambulancia, pero no me avisaron nada, pensé que se trataba de un accidente, de pronto me topé el hueco, frené pero la llanta delantera izquierda quedó en la orilla y empecé a caer, daba vueltas y vueltas”, narró Aguilar.

César contó que mientras caía pensó en  lo peor y le pidió a Dios que lo salvara para poder volver a ver a la  esposa y a la  pequeña hija,  de seis años.

“Una cosa es contarlo y otra es vivirlo, le pedía a Dios que dejara de dar vueltas, sonaban los estruendos de la  lata del carro”, recordó Aguilar.

Lo más sorprendente de todo es que César salió solito y subió hasta la carretera sin ayuda de nadie, apenas con unas cuantas “marcas de guerra”.  

“Cuando se detuvo el carro me salí por una ventana que se quebró, tuve que ver rápido qué  hacía porque la carretera se seguía derrumbando, seguía cayendo tierra, entonces empecé a bajar hacia una montañita, luego subí gateando hasta la carretera”, contó César.

Por más increíble que parezca, César solo fue al hospital a que le pegaran una revisada y aseguró que hoy breteará como si nada hubiera pasado.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Se salva tras caída en hueco en Cerro de la Muerte