| Policías y vecinos se recetaron tieso y parejo

Cédula desató bochinche

Una simple cédula de identidad desató un gran bochinche entre oficiales de la Fuerza Pública y varios vecinos de Monte Alto, en Concepción Abajo de Alajuelita, al sur de San José.

El violento enfrentamiento ocurrió el domingo pasado, a eso del mediodía, cuando los policías detuvieron a un lugareño.

Ahner Arce, vecino del lugar y quien presenció el zafarrancho, dijo que todo empezó cuando un hombre realizaba unas compras.

“El muchacho estaba tranquilo en la panadería cuando llegaron los policías y le pidieron la cédula pero él no la andaba, entonces le dijeron que se lo iban a llevar detenido”, contó Arce.

“El muchacho se opuso a que se lo llevaran y luego llegó la mamá con otras personas a defenderlo y ahí fue cuando se armó el alboroto y se empezaron a volar golpes a lo loco”, agregó.

Según consta en un video, los vecinos empezaron a agredir a los oficiales, por lo que los policías tuvieron que defenderse.

Uno de los policías sacó la pistola y disparó al suelo para intentar calmar a la gente. Arce contó que en esa acción resultó herido un perro, el cual fue alcanzado por una de las balas que, según él, rebotó en la calle y le pegó en el hocico.

Después de varios minutos de lucha, los oficiales lograron arrestar a dos sujetos.

Dos oficiales, identificados con los apellidos Salazar y Pizarro, fueron trasladados al hospital y posteriormente fueron incapacitados por varios días.

Investigan caso. Juan Carlos Arias, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José, dijo que el caso es analizado por un órgano disciplinario interno que evaluará la actuación de los oficiales que estuvieron en el lugar.

“Creo que el activar el arma fue una conducta precipitada, pero, si analizamos lo que pudo ocurrir si el compañero no lo hubiera hecho, el resultado pudo ser mucho peor”, manifestó Arias.

Creo que...

Ahner Arce

Rocío Sandí para La Teja

Testigo

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Cédula desató bochinche