| Mamá asesinado recibió constantes agresiones

Castigo de 27 años a mala hija

El asesinato de su propia mamá le costará a Shirley Matamoros 27 años de cárcel.

El Tribunal Penal de San Ramón la encontró como única culpable de la muerte de Alice Carranza Matamoros, de 56 años, el 23 de mayo del 2012 en San Juan de San Ramón.

Doña Alice recibió nueve puñaladas que le causaron la muerte. Jorge Steve Rodríguez Rojas, juez encargado de dictar sentencia, mencionó que la acusada mantenía problemas con su madre desde hacía mucho tiempo, pues la mamá sufrió agresiones físicas y psicológicas.

“Ella le quebró las ventanas de la casa y muchas veces se escuchaban los gritos y discusiones que ella tenía con su mamá, según los testigos”, dijo el juez.

El Pani le había quitado a la sentenciada la custodia de sus hijos. Ellos eran la principal razón de sufrimiento de doña Alice, quien batallaba por los maltratos que su hija les propinaba.

El tribunal le achacó a la sentenciada que ella no vivía cerca de la casa de su madre y que no tenía ninguna razón para acercarse a ella y el día del homicidio fue vista en los alrededores por los testigos.

La familia de doña Alice recibió la noticia de la sentencia con tranquilidad.

Lisbeth Ramírez Carranza, hermana de la acusada, aseguró que el proceso del juicio fue muy difícil.

“Estos dos años fueron complicados, de lucha, de dudas incluso hacia la misma familia, teníamos miedo que no se hiciera justicia. Esto duele porque mi hermana cometió un crimen atroz, pero la memoria de una madre pesa mucho más”, mencionó Lisbeth.

Damaris Carranza Matamoros, hermana de la víctima y tía de la sentenciada, añadió que el dolor por lo sucedido es muy grande.

La mala hija descontará seis meses de prisión preventiva mientras la sentencia queda en firme.

Creo que...

Lisbeth Carranza

María Salazar para LT

Hermana

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Castigo de 27 años a mala hija