| Trabajador casi muere aplastado por terraplén

Casco le salvó la vida

David Salazar González se vio entre la vida y la muerte el sábado en la mañana en Alajuela.

El hombre, de 28 años, trabajaba colocando una tubería en una zanja en el centro de la ciudad cuando una pared se derrumbó y le cayó encima.

“Estaba arrodillado volando mazo, en eso alguien gritó ¡cuidado! y traté de salir corriendo, pero no pude”, contó David ayer.

Un gran pedazo de asfalto le cayó encima y lo mantuvo prensado varios minutos hasta que los compañeros lograron liberarlo.

“Tuve suerte de andar el casco porque eso me protegió la cabeza. Uno no tiene palabras para describir lo que se siente quedar enterrado; sentí que me iba y en lo primero que pensé fue en mi familia, en mis dos hijos, en mi esposa y en los cuatro hijos de mi esposa que viven con nosotros”, dijo el trabajador.

A David lo llevaron al hospital, donde le cosieron un dedo de la mano derecha porque se lo había cortado en el accidente.

Asegura que es poco lo que puede dormir por el dolor de cuerpo, pero espera recuperarse pronto para volver al bretecito.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Casco le salvó la vida