| Podría ser del hombre comido por “cocos” en el tárcoles

Cabeza humana le asustó el feriado

Salir a tomar el sol en playa Azul nunca había sido tan macabro para Liddieth Rojas, quien ayer a las 8 de la mañana encontró la cabeza de un hombre.

Las autoridades sospechan que es la del nicaragüense Omar de Jesús Jirón Romero.

Al hombre, de 32 años, lo vieron por última vez el martes en la tarde cuando se metió a nadar al río Tárcoles, que está infestado de cocodrilos.

Qué miedillo. Lidieth Rojas es de Grecia y aprovechó el feriado de ayer para ir a la playa con la familia.

Mientras caminaba sobre la arena le llamó la atención algo que sobresalía y al acercarse se llevó un tremendo susto al ver la cara de un hombre y recordó al nicaragüense al que se comieron los “cocos” en el Tárcoles.

Un montón de chepitos que estaban en la playa dejaron a un lado lo que hacían para acercarse hasta la cabeza.

La cara del hombre estaba prácticamente intacta, pero Liddieth prefirió no seguir viendo y buscó a los familiares para que avisaran a la Policía.

Los cruzrojistas y la Fuerza Pública fueron los primeros en llegar y custodiaron el sitio en el que aparecieron los restos mientras esperaban que el OIJ de Jacó levantara los restos.

Marea baja lo devolvió. El lugareño Dagoberto Guzmán contó que ayer a las 6 a.m. pasó por el mismo lugar donde encontraron la cabeza y no vio nada.

“En ese momento la marea estaba bajando, las olas fueron las que devolvieron parte de los restos; cuando regresaba por la misma zona me topé con la señora que estaba asustada y decía que había una cabeza humana”, dijo Guzmán.

Los judiciales levantaron la cabeza y la llevaron hasta el Complejo de Ciencias Forenses. Allí le harán pruebas de ADN para verificar la identidad y si de verdad se trata del nicaragüense.

Jirón permanecía en nuestro país porque breteaba en la construcción de la clínica de Parrita.

Horas antes de que fuera devorado por los cocodrilos lo habían despedido por tener cuatro días de andar tomado, según lo contó Léster Pérez, un compañero.

Los dos viajaban en un bus de Parrita a San José, pero los bajaron cerca del Tárcoles porque daban problemas. Allí se quedaron tomando y ocurrió la desgracia.

Creo que...

Liddieth Rojas

Dagoberto Guzmán

Jorge Umaña

hizo hallazgo

Vecino

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Cabeza humana le asustó el feriado