| Dramático relato de “doc” del san juan de dios

Bendición lo protegió

El doctor Maurice Mora, de 33 años, está convencido de que la agüita bendita que le echaron al carro fue lo que lo libró de la muerte el sábado pasado.

Él iba en la madrugada para la casa de su mamá, ubicada en el pueblito de Salitrales de Mercedes Sur de Puriscal.

“Yo estuve en la casa de una de mis hermanas, andaba un poco cansado, entre semana vivo en Sabanilla de Montes de Oca por el trabajo y los fines de semana me vengo a pasar con mi madre”, comentó Mora.

A unos 100 metros de la conocida finca de Edwin Jiménez, en la carretera que va de Salitrales a Jilgueral de Puriscal, el doctor se salió de la carretera y se fue en un guindo de 120 metros.

“No me di cuenta de cuándo me salí de la vía y me fui al guindo, duré varios minutos, estuve inconsciente, cuando me desperté traté de salir del carro y me vine arrastrado por la ladera, llegué a una pulpería y una señora, Julia Chaves, me ayudó”, dijo.

En el CAIS sus colegas le dijeron que no sufrió ninguna lesión de gravedad y ya está puras tejas.

El “doc” nos contó que es muy creyente en Dios y el pasado 18 de mayo, que era el Día de San Isidro, en Salitrales de Puriscal, llevó a bendecir seis perritos y el padre le dijo que de una vez le bendecía el chuzo.

“Creo que esa bendición fue la que me protegió al final, gracias a Dios, yo nunca me percaté de lo cansado que venía, solo quería ver a mi mamá, estaba cerca ya de la casa, esto es algo que nunca olvidaré”, expresó Maurice.

El carro del médico no sirve ni para repuestos por lo que él agradece al Creador su protección.

Doña Marielos Mora, mamá del médico, nos contó que su hijo le avisó antes de salir de San José.

“Él siempre que llega se acuesta a la par mía, cuando me desperté y no lo vi sentí algo horrible, una compañera me avisó, me volvió el alma al cuerpo hasta que lo vi, tenía apenas unos golpes”, expresó la señora.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Bendición lo protegió