| Bomberos investigan si grabadora es la culpable de dejar a 120 personas en la calle

Ardió La Tabla

Los bomberos investigan si una grabadora, que una joven usaba para escuchar música a todo volumen, causó el infierno que destruyó 10 casas, una cuartería, una soda y una chatarrera.

El infierno se desató ayer, a las 10:30 a. m., en el barrio conocido como La Tabla, en San Rafael Abajo de Desamparados, 100 al norte del motel El Retiro. La comunidad también colinda con Concepción Abajo de Alajuelita.

Don Marlon Solís estaba con otros amigos cerca cuando se percataron del humarascal.

“Aquí la gente quema cable y siempre hay humo, pero que va, cuando nos dimos cuenta fueron las llamas que empezaron a levantarse y corrimos a tratar de ayudar a la gente”, comentó.

Los vecinos, a como pudieron, salieron de sus casas. Al parecer, el fuego empezó en uno de los aposentos de la cuartería donde una joven indicó a los bomberos que escuchaba música y salió por varios minutos del cuarto y al regresar estaba completamente incendiado.

La radio estaba conectada a uno de los tomacorrientes y se sospecha que generó un chispazo que desató el sufrimiento.

Las casi 120 personas apenas tuvieron tiempo de salir con lo que traían puesto, algunos se echaron las lavadoras, muebles y trasteros al hombro.

“Yo estaba con mi bebé de un año y apenas la pude agarrar porque todo estaba envuelto en llamas, nos dio mucho miedo quemarnos”, dijo Joselyn Ríos.

Los vecinos agarraron mangueras, tinas de bebé y ollones para apagar las llamas, mientras llegaban los bomberos.

Unos 65 apagafuegos tuvieron que batallar para extinguir las latas que atizaron rápidamente.

Además, 30 policías llegaron a custodiar el lugar por lo peligroso y conflictivo que es.

Cruzrojistas atendieron a varias personas en el barrio.

“Se presume que fue un cortocircuito, por el tipo de materiales de las construcciones se propagó muy rápido”, dijo Luis Salas, jefe de Operaciones de Bomberos.

Algunos de los afectados se tuvieron que devolver de los trabajos para toparse con la triste noticia, entre ellos doña Leonor Mendoza.

“Cuatro de mis seis hijos estaban en la casa, me vine corriendo pero no pude salvar nada. Cuando llegué esto estaba encendido, fue muy triste para mí, se fueron 15 años de esfuerzo”, dijo.

Varios perritos murieron quemados y según contaron los vecinos pudieron salvar a dos ratas de medio metro a las que después soltaron vivitas.

Si usted quiere echarles una manita a los vecinos llame a los teléfonos 8463-3896 o 6156-4414.

Creo que...

Marlon Solís

Heiner Chamorro

Luis Salas

Silvia Coto LT

Vecino

Afectado

Bombero

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Ardió La Tabla