| amigos ahogados en caldera descansan en Desamparados

Adiós con cántico morado

Los amigos de Carlos Andrés Portuguez Amador, uno de los dos jóvenes que se ahogó el domingo en Caldera, Puntarenas, lo despidieron cantando.

Los muchachos, quienes compartían con Carlos Andrés la pasión por el equipo morado, le dieron el último adiós cantando “¡No se va, no se va, colochos no se va!”.

El funeral del joven se realizó ayer a las 8 a .m. en la iglesia de San Juan de Dios de Desamparados.

Dora Amador, la sufrida mamá, dijo que su hijo era muy querido por todos los vecinos.

“El era muy querido en el barrio, muchos vecinos me han acompañado en estos días de dolor y me han apoyado. Hoy vinieron amigos de mi hijo a despedirlo y hasta le cantaron”, relató.

Compa fallecido. María Edith Chaves, mamá de Dennis Ovares, la otra víctima, dijo el martes que el funeral de su hijo sería ayer en Cartago y que el cuerpo lo trasladarían hasta el cementerio de Desamparados, en San José.

A pesar de que Ovares era seguidor de la Liga, los gustos deportivos nunca fueron problema para los dos jóvenes.

Excursión fatal. Los amigos murieron el fin de semana cuando estaban de paseo en la playa.

Según informaron testigos, uno de los jóvenes fue arrastrado por la corriente por lo que el otro intentó sacarlo, pero el mar terminó llevándose a los dos.

Los cuerpos fueron hallados este martes en la mañana por los Guardacostas cerca del sitio donde desaparecieron.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Adiós con cántico morado