| costarricense Floribeth Mora pasa de conferencia en conferencia

“Miracolata” es la más cotizada

Desde que llegó a Roma la costarricense Floribeth Mora se convirtió en la mujer más perseguida y solicitada.

En cada esquina por donde pasa la vecina de Dulce Nombre de la Unión se topa con los flashes, micrófonos y cámaras de decenas de medios de comunicación que quieren imágenes y declaraciones de la mujer que fue sanada por Juan Pablo II de un aneurisma cerebral en el 2011.

Allá en el Vaticano a Flory la conocen como “la Miracolata”, que quiere decir la milagrosa en italiano, y ha estado tan cotizada que en su agenda ya no cabe una conferencia de prensa más.

En cada intervención, la tica aprovecha para dar un mensaje de fe y agradecimiento.

“Si no fuera por el milagro que el santo papa me concedió yo no estaría en este momento con ustedes. Para mí es un privilegio poder compartir esta experiencia tan increíble”, manifestó “la Miracolata” en uno de los encuentros que tuvo ayer con la prensa internacional allá en la capital de la fe.

La madre de cuatro hijos trata de mantener la compostura frente a las cámaras pero la emoción siempre la acoge y suelta unas cuantas lágrimas que conmueven a los presentes.

“Me han dicho que soy una loca, lo importante es que esta loca está sana. Yo no voy a obligar a nadie a que crea en el milagro, pero para mí es una realidad que estoy viva gracias a la intercesión de Juan Pablo II”, dijo la mujer de 50 años.

Misa especial. Dentro de las paradas de rigor Flory, el esposo Edwin Arce y sus hijos Keiner y Edwin Jr. participaron en una misa en la iglesia San Estanislao, un templo al que acude mucha gente para casarse, especialmente gente famosa y de alta clase social.

Se le puso este nombre en honor al pontífice Juan Pablo II, pues san Estanislao es el patrón de Polonia, país de origen del papa viajero que este 27 de abril será declarado santo junto a su tocayo Juan XXIII.

En esa misa, Flory se reunió con monseñor Slawomir Oder, quien postuló la causa de santidad de Juan Pablo II.

Para evitar que le hagan vigilia frente al hotel, no se ha dicho dónde está hospedada “la mujer del milagro”. La tienen bien escondida y lejos de los medios que solo la pueden ver y hablar con ella en las citas programadas por el Vaticano. Cuando se le preguntó a Mora sobre el lugar donde se está quedando a dormir dijo que era un hotel “muy cercano a la plaza de San Pedro”, pero afirmó que no podía dar detalles.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “Miracolata” es la más cotizada