| Enfermedad provocada por el tabaco le causó amputaciones

Le ganó al mortal cigarro

Don Germán Solano Meléndez es un luchador que logró superar una cruel enfermedad causada por el tabaco.

Este vecino de Cartago cuenta que empezó a fumar cuando era un niño de 9 años. Con el tiempo cada cigarro lo introdujo en los dominios del Buerger, un padecimiento provocado por una bacteria que afecta la circulación de las extremidades.

Don Germán estaba muy joven cuando los primeros síntomas aparecieron con dolores en los pies y en las manos.

Poco a poco el hombre vio como la enfermedad carcomía su cuerpo, sin embargo, siendo consciente de que el padecimiento era provocado por el cigarro seguía atado al vicio.

“Yo vi como iba perdiendo partes de mi cuerpo. Los doctores me cortaron las dos piernas más arriba de la rodilla, después me amputaron totalmente la mano izquierda y luego, en la derecha, me cortaron todos los dedos”, relató.

El valiente hombre asegura que fue hasta la última cirugía cuando Dios tocó su vida y le dio la fuerza para dejar de fumar.

“Yo había intentado dejar el vicio muchas veces pero hasta ese momento tuve la fuerza para no volver a caer. Ya tengo 12 años de no fumar”, aseguró.

Solano logró comprar un carrito y él mismo lo modificó para poder conducirlo.

Actualmente la pulsea como pirata, pero sueña con un permiso para trabajar legalmente sin necesidad de ocultarse de los oficiales de Tránsito.

Solano asegura que a pesar de los obstáculos que ha tenido, Dios lo ha ayudado a salir adelante.

El valiente

GermÁn Solano Meléndez

Tiene 56 años, vive en Concepción de La Unión de Cartago. Es casado y tiene dos hijas.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Le ganó al mortal cigarro