| Vendedores y comparsa la hicieron toda durante protesta

Los únicos que ganaron

Durante la manifestación que hicieron ayer los empleados públicos en contra del aumento del 0.43% en los salarios, los grandes ganadores fueron los vendedores ambulantes de Chepe.

Y es que a pura corneta, sombreros y banderas estos pulseadores lograron hacer el agosto en pleno febrero.

Uno de los que se despabiló desde temprano, y comenzó la venta a las 8 de la mañana, fue Greivin Siles, que ofrecía a rojito la corneta y a cinco tejas las banderas de Costa Rica.

“Hubo bastante movimiento, se vendió mucho, me vine desde el ICE y vendí unas 60 cornetas y normalmente vendo unas 30, también vendí 50 banderas y les saqué ¢25 mil de ganancia”, contó este vecino de Cartago.

A eso de las 10:30 de la mañana los manifestantes salieron de la Iglesia de La Merced, donde esperaron a los trabajadores del ICE que venían desde el parque metropolitano La Sabana.

La cantidad de gente fue tanta que tuvieron que cerrar toda la Avenida Segunda.

Es por eso que otro que no dejó de pulsearla fue el peruano Julio Carranza, quien tiene 25 años de vivir en Alajuelita.

Don Julio al ver a tantas personas se puso como loco.

“Por la cantidad de gente protestando y por la efervescencia del momento compran las cornetas. La venta estuvo muy buena, vendí entre 60 y 80 y me parece que fueron suficientes”, dijo Carranza.

Por su parte Yorleny Calvo se la jugó bonito con la ayuda de una carretita vendiendo sombreros y banderas que usaron los huelguistas para taparse del sol.

“En el ratito que estuvo la huelga vendí unos 38 sombreros de mil colones y no sé cuántas banderas porque no las conté, pero sí estuvo buena la cantidad de gente que vino a comprar”, detalló.

Al ritmo de carnaval. Durante la marcha varios manifestantes le pusieron bonito al baile con el ritmo de samba a cargo de la comparsa Latín Sound, de Concepción Arriba de Alajuelita.

“La comparsa es un elemento que agregó un poco de vistosidad y muestra que se viene en paz y lo que hace es llamar la atención del público de la ciudad, para que vean que algo está sucediendo y se enteren de lo que le pasa al país”, explicó el educador, Alberto Escalante.

Con cimarrona, bailes, mascaradas, retahílas y bailes, a eso de las 11:30 a.m. llegaron los marchistas al Ministerio de Hacienda para pedir que suban el porcentaje del aumento al salario de unos 250 mil trabajadores.

“Eso demuestra que sabemos pedir lo que nos corresponde en paz, no siendo violentos ni agresivos”, comentó Noemí Arce.

Los manifestantes estuvieron aproximadamente una hora frente al edificio de Hacienda y como a la 1 p.m. ya los carros pudieron volver a transitar con normalidad por la Avenida Segunda.

El paro también alteró las clases y la mayoría de las sucursales del ICE en San José y Liberia estuvieron cerradas todo el día.

La Caja del Seguro informó, por medio de un comunicado, que aunque algunos trabajadores se sumaron al movimiento de huelga, los centros médicos trabajaron con normalidad.

Creo que...

Patricia Araya

Roberto Viales

Graciela Solís para LT

San Ramón

Hatillo

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Los únicos que ganaron