| Murió valiente joven que recibió primer trasplante de intestino

Su sueño se apagó

El deseode empezar su último año del cole era una de las principales motivaciones de Yeudy Alfaro tras el trasplante de intestino, el primero en Centroamérica, al que fue sometido el año pasado.

Sin embargo, ayer la muerte le apagó esta ilusión al joven de 18 años, quien falleció en horas de la madrugada en el hospital Calderón Guardia.

“Después de la operación él andaba muy contento porque ya estaba haciendo planes para empezar su último año de colegio. Nosotros hasta le habíamos comprado la camisa y los cuadernos”, contó el papá Luis Gerardo Alfaro.

Para este afligido padre lo más triste es que su hijo no tuvo la oportunidad de seguir con vida a pesar de todo lo que luchó.

“Él fue muy valiente, en todo instante se le notaba que no quería dejarse morir”, añadió.

Y es que esta larga batalla por la vida la inició el 13 diciembre del año pasado cuando fue apuñaleado por un maleante que intentó robarle el celular a pocos metros de su casa en Concepción Arriba de Alajuelita. El joven recibió varias heridas, pero la más grave fue una en el intestino delgado que solo tenía una posible solución: Un trasplante de órgano.

La delicada operación se realizó en el hospital Calderón Guardia y se utilizó el órgano de un joven fallecido en un accidente de tránsito. Este fue el primer trasplante de intestino que se hizo en Centroamérica.

Calvario. Después de la operación todo pintaba bien, de hecho Alfaro salió del hospital el miércoles 5 de febrero.

Pero apenas estuvo unos días en su casita porque pronto regresó al hospital.

“El domingo después de que le dieron la salida empezó a sentirse mal y con vómito, al día siguiente tenía una cita en el hospital y lo dejaron internado”, recordó el papá.

La cosa empeoró a los cuatro días de estar en el centro hospitalario ya que, mientras hablaba y vacilaba con uno de los enfermeros, dijo sentirse mal y cayó en coma.

“Lo llevaron a cuidados intensivos pero a las doce horas reaccionó. Nuevamente lo pasaron al salón y siguió vomitando sangre”, agregó don Luis Gerardo.

El valiente papá agregó que el doctor que había hecho el trasplante les dijo que nada se podía hacer porque Yeudy ya no iba a soportar una nueva operación.

“Yo estaba en Limón y me llamaron, apenas llegue murió. La explicación que nos han dado los doctores es que rechazó los intestinos”, contó el adolorido padre.

Ayer los familiares velaron el cuerpo del joven en el salón de los Testigos de Jehová y los funerales serán hoy a las 9 de la mañana en el Cementerio Central de San Sebastián.

Asesinado

Según la información brindada por el OIJ, el sospechoso de asaltar y herir a Yeudy Alfaro es un menor de edad al que se investigó gracias a la declaración de un testigo que lo ligó con los hechos. Durante la investigación el sospechoso, de 17 años, fue asesinado en Alajuelita por un aparente ajuste de cuentas.

Luis Gerardo Alfaro, papá de Yeudy, no se asombró por esta noticia ya que aseguró que ese muchacho hizo mucho loco.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Su sueño se apagó