| Murió escritor que hizo un libro con la voz

Se nos fue un luchador

Los cartagineses se despidieron para siempre del escritor Raúl Cordero Castro, ayer, a las 11 a.m., en la iglesia de Guadalupe.

Este hombre, de 34 años, fue un ejemplo para la provincia y lamentablemente falleció el lunes anterior. Prácticamente la mitad de su vida estuvo inmóvil del cuello hacia abajo.

Además, estaba conectado a un respirador artificial, lo que lo impulsó a hacer un libro llamado “La voz de Raúl” donde relató su experiencia para darle ánimos a personas como él que se enfrentan diariamente con el dolor.

La mamá cuidó a este luchador desde los 16 años, al ocurrir una situación inesperada.

A esa edad al joven le inyectaron benzetacil porque tenía mucho dolor de garganta, sin saber que era alérgico a ese medicamento y eso le provocó meningitis que lo dejó paralítico.

A los 31 años, Raúl se consiguió una computadora y un programa especial que oía lo que él decía y lo transcribía, así comenzó con el libro.

“Fue después de que salí de Cuidados Intensivos. Los enfermeros y compañeros de salón me aconsejaron que resumiera todo lo vivido en un libro”, nos contó en el 2011.

Elizabeth, hermana de Castro, nos indicó que Raúl había entrado en coma los últimos días producto de la misma enfermedad y falleció en el hospital Max Peralta.

Muy querido. Al funeral llegaron varios jugadores del Cartaginés como José Villalobos, Luis Torres y el defensa Andrés Flores.

Todos ellos lo apreciaban desde que era jugador de la Sub-17 del Colegio San Luis Gonzaga y compañeros de equipo en esos años.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Se nos fue un luchador