| “Luisgui” visitó ayer al papá de 89 años

Ya extrañaba al tata

Tres semanas sin ver al tata ya era mucho para Luis Guillermo Solís, por eso ayer sacó el ratico para pasar a saludarlo.

Freddy Solís es el papá del casi presi y ayer recibió la visita inesperada de su chamaco y de un montón de periodistas que lo siguen a todo lado.

El señor tiene 89 años, pero está fuerte como un roble y no perdió chance para mostrar el álbum que ha ido haciendo con los recortes de periódico con las notas que salen de su hijo.

“Me hacía mucha falta verlo, ya tenía programado venir el sábado a visitarlo pero aproveché que tenía un tiempito por lo del viaje (iba para Washington pero lo canceló al conocer la noticia de Araya) para pasar a saludarlo”, explicó Luis Guillermo.

Don Freddy contó que su hijo desde chiquitillo se veía que estaba para grandes cosas.

“Siempre estuvo con esa idea, (ser presi) como siempre estuvo estudiando leía muy bien y le pedían los artículos, casi desde que caminaba está con el tema ese. Donde está ahora me hace muy orgulloso”, contó don Freddy.

El candidato aseguró que su tata es una gran persona y siempre ha tratado de imitarle su forma de ser.

“Yo no sé si yo caigo tan bien como papá, es un señor muy vacilón, a todo el mundo le cae bien”, aseguró “Luisgui”.

Padre e hijo se tiraron juntos los periódicos y se comieron el bollo de pan que llevó el candidato y casi presidente.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Ya extrañaba al tata