|

Tiquicia metió otro gol

Costa Rica le metió un gol al culto a la personalidad.


Ese culto es el que lleva a muchos políticos a pensar “primero yo, segundo yo y tercero yo” y a figurar por todo lado.


La decisión que tomó el “presi”, Luis Guillermo Solís, al firmar un decreto en el que prohibe que se ponga el  nombre de él en  las placas que se vayan a colocar en construcciones o nuevos proyectos de la administración Solís Rivera, fue piropeada en el extranjero.

El periodista y escritor es a veces muy crítico con algunas medidas de los gobiernos latinoamericanos.
El periodista y escritor es a veces muy crítico con algunas medidas de los gobiernos latinoamericanos.
ampliar


Esa medida de “Luisgui”  también excluye el uso de retratos suyos en las instituciones del Estado.


Para Solís, el culto a la imagen del presidente es cosa del pasado y  quiere  hacer algo similar a lo que hizo Rodrigo Carazo (1978-1982), que en las placas colocadas en construcciones mandó poner “Construido por el pueblo”.


Medios como BBC Mundo y CNN en Español han buscado a Solís para entrevistarlo por su negativa al culto de la imagen.


El periodista y escritor Andrés Oppenheimer  lo entrevistó  para el programa “Oppenheimer presenta”,  que pasa por la cadena CNN en Español,  y lo puso como  un ejemplo para los presidentes de Ecuador, Venezuela, Argentina y Bolivia.

Detalles de la entrevista léalos en la edición impresa de La Teja.


Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Tiquicia metió otro gol