| Delegados viajaron por segunda vez a China y a Australia

Votos fuleados de millas

Jairo Aguzzi y Alexis Alpízar se pegaron otro viajezote electoral.

Los dos muchachones jalaron el miércoles a las 7 de la mañana para armar con todas las de la ley las urnas extranjeras que están más largo de Tiquicia.

Alexis, vecino de Guadalupe, será el encargado de la mesa 6515, ubicada en Sidney, Australia; allá están empadronados 56 ticos. Jairo, quien vive en Aserrí, pondrá orden en la junta 6464 que está en Shanghai, China, donde votarán 71 costarricenses incluido él.

Con maña. Esta vez a los delegados del Tribunal se les hizo más fácil alistar maletas porque ya sabían cómo funciona la cosa por aquellos rumbos.

“En el primer viaje eché mucha ropa, esta vez empaqué menos y también practiqué un poco más el idioma para expresarme mejor”, dijo Jairo, quien pasó tres días en China con temperaturas de 6 grados bajo cero.

“La vez pasada en Australia estaba de verano y ahora hay cambio de estación, así que está un poco más frío; empaqué ropa más calientita para trabajar cómodo”, agregó Alpízar, quien volvió encantado después de compartir con toda la gallada tica que vive en el país de los canguros y que se apuntaron bonito para ser los primeros costarricenses en votar.

Agarraron bolados. El crayolazo extranjero les dejó a estos muchachones buenas millas.

Alexis viajó 14 horas la primera vez y ahora le tocó recorrer otros 13.809 kilómetros hasta la capital australiana.

A Jairo, por su parte, le tocó una jornada más ruda. Para las votaciones del 2 de febrero viajó casi dos días para llegar hasta China y ahora le tocó acomodarse como los grandes para viajar la misma cantidad de tiempo.

“Esta vez voy con menos nervios y se hace más fácil sobrellevar los cambios de avión y todo eso, uno va agarrando bolados”, manifestó optimista.

Brete solo calidad. Al llegar al país de destino Alexis y Jairo son recibidos por Ana Lucía Nassar Soto, la cónsul tica en Australia, y Sofía Mitjavila Sánchez, en China; después se instalarán en el hotel y de inmediato se ponen a bretear porque tienen que acomodar todo para el día definitivo.

Los detalles de la jornada son los mismos: deben alistar el espacio donde votarán los costarricenses que radican allá, juramentar a las personas que les ayudarán durante el día, poner el padrón, colocar la urna para las papeletas y tener lista la crayola para que se concluya esta historia.

En Australia se vota primero porque amanecen seis de abril 16 horas antes que aquí y en China el crayolazo es 14 horas primero que en Costa Rica. O sea, ya fueron.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Votos fuleados de millas