| Tradicional romería a Ujarrás fue un llenazo

Virgen conquistó a alemana

Mezclada entre centenares de fieles, rezos y cánticos, la joven alemana Johanna Fallscheer se sintió una paraiseña más acompañando a la Virgen de Ujarrás en la romería que, anualmente, la lleva a su antigua ermita, en el valle del mismo nombre.

“Nunca había vivido algo así, me emocioné mucho al ver a la gente con mucha fe, ha sido una experiencia maravillosa que siempre recordaré”, expresó con una gran sonrisa.

Esta joven se vino desde Esslingen, Stuttgart hace dos meses. Realiza un servicio de voluntariado en la guardería de Pueblito de Costa Rica, institución que vela por niñez en riesgo social.

Johanna caminó todo el trayecto ( 12 kilómetros) junto al doctor Juan Carlos Irola, familia con la que convive en Paraíso.

A la alemana también le llamó mucho la atención que un helicóptero sobrevolara la romería, por lo que su acompañante le explicó que se debe a que esta imagen, que fue la primera patrona de Costa Rica, es la Capitana de las Fuerzas de Seguridad ticas, razón por la cual le rendían homenaje y a la vez cuidaban a los romeros.

“Es muy bonito eso, estoy maravillada”, expresó Johanna.

Nuevo santuario. La romería, que estaba programada para el 2 de febrero y se pasó por las elecciones, salió a las 7 a. m. del templo de Paraíso y llegó a las ruinas de Ujarrás donde el obispo de Cartago, Francisco Ulloa, ofició la misa y dio un notición a los paraiseños.

“He decidido darle el rango de Santuario Diocesano al templo de Paraíso que guarda a esta Virgen, que fue la primera advocación de María que conoció nuestro país y por ello Ujarrás es cuna de la devoción mariana en Costa Rica.

“Esta declaratoria permite que en el Santuario se puedan recibir bendiciones e indulgencias papales, así como otras gracias espirituales”, explicó Ulloa.

Capricho divino.Sharon Moya, otra fiel, se robó la admiración de todos por la devoción que demostró hacia la Virgen de Ujarrás.

Esta pequeña, de 9 años, quería demostrarle todo el cariño que le tiene a la primera patrona de Costa Rica y le insistió al papá, don Roberto Moya, que le hiciera un altar a la Virgen en la casa para recibirla como se merece.

“Ella insistió tanto que al final nos pusimos a hacerle el altarcito con una réplica de la Virgen de Ujarrás”, explicó don Roberto.

Sharon quería ser parte del altar, se vistió como hija de María y acompañó a la Virgen durante toda la mañana.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Virgen conquistó a alemana