| Matrimonio vive agradecido

Superprotegidos

Don Jorge Zúñiga y doña Rosaura Brenes tienen razones de sobra para madrugar y cantarle Las mañanitas a la Virgen María Auxiliadora.

Treinta y cinco años de matrimonio, cuatro hijos, una finca y un milagro son solo algunas de las razones por las que esta linda pareja brumosa es tan devota.

Al igual que don Jorge y doña Rosaura, cientos de brumosos se levantaron ayer a las 4 a.m., para cantarle a la madre de Jesús.

“Le tenemos mucha fe, mi hijo menor Sebastián es un milagro de la Virgen, hace 18 años después de la celebración me pegué la Virgen en una rifa. Con la imagen en la casa mi esposo soñó que la Virgen le dijo que tendríamos un hijo y así fue”, contó doña Rosaura.

La iglesia de los Salesianos fue el escenario de la serenateada a María Auxiliadora, después la pasearon por las calles del barrio El Molino.

“Cuando tenía 11 años estuve en el hospital, no podía caminar y nadie sabía qué tenía. Una tía le hizo la novena a la Virgen y cuando me llegó a ver al hospital ya estaba jugando bola en el jardín”, recordó don Jorge mientras caminaba con fe detrás de la imagen.

El recorrido terminó en la iglesia de María Auxiliadora con una alegre misa y para cerrar con broche de oro un delicioso gallo pinto para todos los fieles.

Para agradecerle los favores a la Virgen, la familia Zúñiga Brenes le hará hoy un rezo en su finca, en San Francisco de Birrisito, a las 9:30 a. m.

Queda 800 suroeste de la iglesia por si quieren llegar, el único requisito es ser devoto de María Auxiliadora.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Superprotegidos