| Universidad Nacional trabaja en estudio del oleaje

Ojo al Cristo en la playita

Si ya está echando al salveque el bronceador y las chancletas porque va a agarrar color en la playa es importante que ponga cuidado a las playas más peligrosas.

La Universidad Nacional trabaja en un estudio para identificar las 150 playas que presentan riesgos más grandes para la gente. Por el momento, los primeros datos indican que en las del Pacífico Central, desde Jacó hasta Dominical, es donde los turistas deben estar ojo al Cristo por las corrientes.

“Son un poco más peligrosas porque el oleaje es directo. Es importante destacar que no se debe pensar que las playas de Guanacaste o del Caribe no son de cuidado. La gente debe evitar entrar al mar si nota que la corriente es fuerte”, dijo Isabel Arozarena, de la Red de Observación del Nivel del Mar en América Central, de la UNA.

Asegura que lo mejor que pueden hacer los turistas es consultarles a los salvavidas o a los lugareños si es recomendable entrar al mar o no.

Si por alguna razón lo agarra una corriente no luche contra ella. “Es mejor que la persona se deje llevar, el luchar contra la corriente es lo que mata, la persona se cansa y se acalambra, si se deja llevar flotando la corriente afloja”, aseguró Isabel.

Ahora, si no sabe nadar, no deje que el agua le pase de la rodilla.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Ojo al Cristo en la playita