| Hombres jalan a teja cuando ellas se plantan

Mamis sin príncipe azul

Martha, a quien llamaremos así para proteger su identidad, es una mujer joven de 35 años, profesional, bella y muy servicial. Sin embargo, a pesar de sus cualidades, desde hace nueve meses no tiene pareja.

“Él quería tratarme como si fuera una muñeca de porcelana ajustada a su manera y las cosas no funcionan así, entonces prefirió irse cuando me planté firme”, comentó la profe, quien está en busca de su príncipe azul.

Este caso es lo que el psicólogo Luis Martínez bautizó como el fenómeno de las “espantahombres”, que según él son las mujeres profesionales y competitivas que espantan a los papis porque ya no son sumisas ni permisivas como lo fueron sus madres o abuelitas.

Sin embargo, la también psicóloga Rocío Solís dice que no hay “espantahombres”, sino hombres miedosos que se intimidan al conocer mujeres seguras de sí mismas y con carácter.

Los tiempos cambian. Martínez explica que antes había roles de pareja muy definidos en los que el hombre era el proveedor y ella la ama de casa, pero la cosa cambió.

“Ahora las mujeres son más dominantes, activas, competitivas y autosuficientes y eso espanta a los hombres que no están acostumbrados a lidiar con el cambio en la situación”, explicó el psicólogo, quien por mes atiende a diez mujeres que están “furris” de amor.

La psicóloga Solís asegura que las mujeres no tienen que cambiar nada: “más bien los hombres deberían aprovechar cuando encuentran a una mujer que es independiente, valorarla y compartir con ella, no verla como una competencia”, detalló Solís.

Mal de la era moderna. En lo que sí están de acuerdo ambos especialistas es que las mujeres competitivas y los hombres que les temen aparecieron en tiempos modernos. Calculan que de unos 15 años para acá las mujeres profesionales se tiraron a pista y se volvieron autosuficientes.

Según el censo de la población del 2011, 583.523 mujeres ticas bretean activamente.

Martínez dice que en su mayoría las “espantahombres” son las mujeres entre 35 y 40 años que están en busca de una pareja estable o superando una ruda separación.

Martínez definió perfiles femeninos y masculinos que ayudan a entender por qué los hombres salen corriendo más rápido de lo que canta un gallo (ver recuadros).

Creo que...

Cristina Williams

Yoxana Stevenson

Fabián Monge

Miguel Bailey

Alejandro Nerdrick LT

Agente ventas

Criminóloga

dependiente

peluquero

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Mamis sin príncipe azul