| Murió dueña del famoso torito

El Malacrianza está de luto

El temido toro El Malacrianza está de luto.

Su copropietaria, doña Jeannette Rodríguez Vega, fue enterrada ayer luego de sufrir un sorpresivo paro cardiorrespiratorio cuando estaba en un salón de belleza de Nicoya.

“Esto es muy lamentable, mi hermana amaba al toro El Malacrianza, siempre lo tenía en tratamiento con los veterinarios, su muerte nos tomó por sorpresa”, dijo Ubaldo Rodríguez.

La iglesia católica de Nicoya se hizo chirrisquitica por el montón de personas que llegaron a acompañar el cuerpo de la “mamá” de El Malacrianza.

“Lamento mucho la partida de mi hermana porque ella era la mano derecha de Ubaldo y mía. Ahora trataremos que toda siga igual en la hacienda La Nueva Esperanza”, dijo muy triste doña Yamileth Rodríguez Vega.

Una gran mujer. Los guanacastecos aseguraron que Rodríguez era una mujer sencilla y humilde que siempre estaba a las órdenes de quien le pidiera un favor.

“Los nicoyanos lamentamos la partida de esta gran mujer, siempre colaboró con las actividades de la iglesia católica”, dijo don Luis Fonseca, presidente de las fiestas cívicas de Nicoya.

Al entierro llegó mucha gente de playa Garza (donde está la hacienda) a darle el último adiós a doña Jeannette y en la caravana también participó una cimarrona que se encargó de amenizar el recorrido hasta el cementerio de Nicoya.

Que descanse en paz.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: El Malacrianza está de luto