| Expertos en salud tienen muchas dudas

Humo en el aire

Pero no todoshablan bellezas del vaporizador. La exministra de Salud, María Luisa Ávila, opina que no hay diferencia entre los cigarros y los vaporizadores.

“Es el nombre bonito que le ponen a los cigarrillos electrónicos y no lo digo yo, lo dice el IAFA, el vaporizador es una manera de confundir a la gente para decir que no es un cigarrillo electrónico”, aseguró Ávila, quien alega que el daño que hace es similar.

“Hay estudios que dicen que el daño va a depender de lo que usted le ponga (al vaporizador) porque usted es el que prepara su compuesto, usted le puede poner mentol o nicotina. Ninguna autoridad que trabaja el tema dice que esto sea un sustituto para dejar de fumar, se requieren otras estrategias”, enfatizó la experta en Salud.

Bocanadas

–¿Qué es el cigarrillo electrónico?

Cigarrillo electrónico o vapeadores son aparatos con forma de cigarrillo que liberan nicotina a través del calentamiento de un líquido que puede o no tener nicotina. Se aspira a través de una boquilla. –¿Quién lo inventó?

El cigarrillo electrónico es un invento de Hon Lik, un médico chino que perdió a su papá por un cáncer de pulmón.

Patentó en el 2003 el primer cigarrillo electrónico con nicotina. –¿Es más barato que el cigarrillo?

Los vapeadores salen a la larga más baratos, pero el pago inicial de todo el equipo es más costoso.

–¿Cuál es la principal polémica?

Hay estudios que demuestran que el uso de estos dispositivos irrita la vía aérea y altera la función pulmonar. La guerra de los cigarrillos electrónicos enfrenta a aquellos que consideran estos dispositivos una alternativa más saludable que el cigarrillo tradicional. Los otros lamentan el consumo de nicotina en los electrónicos. Todavía faltan estudios científicos de este nuevo cigarrillo.

–¿Es el cigarrillo electrónico sano?

La inhalación de nicotina con saborizantes y aromas es perjudicial. Hay estudios que demuestran que el uso de estos dispositivos irrita la vía aérea y altera la función pulmonar. Esos son los efectos a corto plazo, se desconocen los efectos a largo plazo porque no hay estudios aún. Hace unas semanas se dio a conocer el primer caso diagnosticado en España, el segundo en el mundo, de neumonía lipoidea asociada al cigarrillo electrónico. Es el caso de un paciente de 50 años que vapeaba hasta cinco cargas diarias, el equivalente a cinco cajetillas de cigarrillos de tabaco.

–¿Sirve para dejar de fumar?

Los defensores del vapeo valoran su potencial para disminuir el uso del tabaco convencional, que se presupone mucho más peligroso. La OMS considera que solo un 1% de los que vapean consiguen dejar de fumar.

–¿Qué piden las sociedades médicas?

Solicitan que los cigarrillos electrónicos sean considerados medicamentos. Creen que pueden ser una promesa como terapia, pero faltan estudios.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Humo en el aire