| Nuevo reglamento para movilizar chiquitos

“Ensíllelos” como Dios manda

Pele el ojo porque desde ayer rige un nuevo reglamento que regula el uso adecuado de las sillitas que los niños menores de 12 años deben usar al viajar en los carros.

Mediante un decreto publicado ayer en el diario oficial La Gaceta se regulan aspectos como el peso y la talla de los chiquitos y el tipo de silla que deben usar dentro de los carros. Además, destaca que son obligatorias para niños que midan menos de 1,45 metros, según explicó la viceministra de Transportes Silvia Bolaños.

Diferentes sillitas. El reglamento fija cuatro categorías para que los chiquitos vayan bien protegidos. La primera incluye a los bebés desde recién nacidos hasta 1 año con un peso menor a los 10 kilogramos y hasta 75 centímetros de estatura que deben usar un portabebé, que se coloque viendo hacia atrás y en el espacio del centro del asiento trasero, siempre que pueda instalarse correctamente en ese lugar. Además, señala que la agarradera del portabebé debe estar debajo del nivel de la cabeza.

La segunda va de 1 a 4 años para menores de entre 9 y 18 kilos y que no superen el 1,10 metros de estatura, quienes deben usar una silla de seguridad con protección lateral que debe colocarse viendo hacia el frente en el asiento del centro.

El tercer grupo incluye a los niños de entre 4 y 6 años que pesen entre 15 y 25 kilogramos y que midan entre 1,10 y 1,45 metros.

Estos chiquitos deben viajar en un “booster” con respaldar que permita que el cinturón se ajuste sobre la clavícula y la pelvis y evite que el menor se deslice debajo del cinturón. En este caso, se debe ubicar en una de las posiciones laterales, utilizando el cinturón de tres puntos del vehículo.

Por último, los niños de entre 6 y 12 años, que pesen entre 22 y 36 kilos y que no superen 1,45 metros de estatura, deben viajar en un “booster” sin respaldo, el cual debe ubicarse en uno de los asientos laterales del asiento trasero y utilizando el cinturón de tres puntos.

Los niños podrán viajar sin alguno de los dispositivos de seguridad únicamente si miden más de 1,45 metros y cumplen otras condiciones como el que sus pies se apoyen en el piso del carro y que su espalda quede pegada al respaldar del asiento.

La multa por no usar los dispositivos o usarlos de manera incorrecta es de ¢198.000.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: “Ensíllelos” como Dios manda