| quejas en Montserrat de Alajuela

Construcción los puso a comer polvo

Los vecinos de Montserrat de Alajuela deben ingeniárselas para ver cómo escapan de las tormentas de polvo que se forman a raíz de la construcción del City Mall, un megacentro comercial que construyen a pocos metros.

Los lugareños aseguran que las toneladas de polvo van a parar a las casas y a los carros y que aquello se ha vuelto insoportable.

Algunos vecinos, como Rigoberto González, han envuelto las casas en plástico para tratar de evitar que todo se les ensucie y más ahora que han estado soplando vientos muy fuertes.

De igual forma, doña Claudina Vargas no soporta más la suciedad e, incluso, asegura que al morder la comida siente que están tragando tierra porque los granillos afectan el paladar. Aseguró que hay que sacudir en las noches todas las camas para quitar el tierrero.

Falta agüita. Óscar Mario Araya se quejó porque debe tapar los vehículos con bolsas plásticas para que la arena no les dañe la pintura y, si bien es cierto, en la construcción echan agua continuamente, recalcó que lo hacen en la parte norte, que está cerca del mall Internacional, pero la parte de las casa (al sur) no se ve ni gota de agua.

Otros vecinos que no quisieron identificarse indicaron estar contentos con el progreso que traerá este proyecto, que es una inversión hondureña de $130 millones que se ve reflejada en una construcción de 200 mil metros cuadrados sobre un terreno de cinco hectáreas.

Este nuevo centro comercial generaría una vez abierto 7.500 puestos de trabajo: 3.000 empleos directos y 4.500 indirectos.

La Teja intentó obtener la versión de los encargados del mall, pero nos indicaron que hasta hoy nos darían declaraciones.

Creo que...

Luis Ángel arroyo

Mario Araya

Francisco Barrantes para LT

Afectado

Afectado

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Construcción los puso a comer polvo