| Empresa La 400 tiene enojados a comerciantes

Buses les echan a perder el “bisnes”

Los dueños de los locales que quedan 100 metros al norte del Banco Nacional, en San José, están chivísimas con la empresa de autobuses La 400 de Heredia.

Los comerciantes recuerdan que hace 10 años, en esa cuadra solo se parqueaban camiones de Santa Cecilia, la Aurora y Liliana por la pista, pero desde octubre del 2012 se comenzó a usar de parada para la ruta San José-Heredia por La Uruca.

Lo que era una calle con tres buses, pasó a tener hasta siete chunchones parqueados, lo que según ellos les afecta el negocio.

“A mí se me ha bajado la cantidad de clientes a mi hotel porque la gente no quiere pasar el túnel de personas que se forma y, además, el humo, el ruido, los asaltos y las drogas son insoportables. En estos momentos estos negocios no existen”, dijo don Bernardo Escobar, dueño del hotel Capital.

Don Mauricio Reyes, dueño de la tienda de ropa El Guanaco, afirma que las ventas bajaron porque las personas que esperan los buses tapan la entrada del comercio.

“Los choferes del bus no nos dejan parquear para descargar la mercadería porque ya nos llenan de insultos; además, los clientes no pueden ver mi negocio y la ropa se llena de humo”, explicó Reyes.

Tienen permisos. Alonso Ruiz, encargado de operaciones de Transportes Unidos La 400, afirma que ellos tienen los permisos para usar esa calle de parada.

“ Siempre hemos tenido tres paradas ahí pero hace poco el CTP decidió agregar dos espacios más para los buses de Heredia centro porque donde estaban antes era muy peligroso. Nosotros siempre vigilamos que haya solo cinco unidades en la parada”, explicó Ruiz.

El encargado dice que ellos no pueden hacer nada, ya que ese es el lugar donde los colocaron y aunque quieran tener una terminal en otro lado no pueden hacerlo.

“Nos gustaría tener una como la de Tuasa o Lumaca, pero cuesta mucho por los permisos, terrenos y ubicación”, afirmó Ruiz.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Buses les echan a perder el “bisnes”