| talamanqueños felices

Bocados de gratitud

Julia Romero no cabe de la felicidad de ver el inicio de las obras de ampliación de la ruta Bribrí - Shiroles, que pasa por la comunidad de Volio, en Alta Talamanca.

Los vecinos están tan contentos que tienen muy bien chineada a la cuadrilla de la muni de Talamanca que trabaja en el lugar y a cada rato los surten de comida. Por eso les preparan yodito, sándwiches y gallitos de salchichón para que estén con toda la pata y dejen la carretera como manda Dios.

Con un costo superior a ¢1.100 millones, la ruta tendrá aceras y una carretera pavimentada.

“Formamos un comité con el cual también damos apoyo a los trabajos y vigilancia para que todo quede bien”, contó don Adrián Bonilla, quien está como hormiga en popi al ver hecho realidad un sueño de más de 30 años, que es el tiempo que lleva viviendo en en esta comunidad talamanqueña.

El “presi” del comité Gerardo Morales, un indígena bribrí, aseguró que ahora estarán mejor.

“Esto es salud, ¡usted sabe la cantidad de polvo que hay aquí y las enfermedades respiratorias que se van a evitar!”, dijo Gera.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Bocados de gratitud