| Camiones ya no tienen que dar un vueltón

Bailey salva la tanda a vecinos de Poás

Los 31.000 vecinos de Poás ya no tendrán que pasar en una pura congoja cada vez que van a Alajuela gracias al puente Bailey que estrenaron ayer.

El puente viejo estaba hecho leña, lo que obligó a regular el paso desde octubre del año pasado.

La nueva estructura la colocaron sobre las antiguas bases a un costo de ¢150 millones.

Eso sí, aguanta un peso de hasta 40 toneladas, lo cual permitirá el paso de autobuses y de camiones pesados por la zona que comunica Poás con la Ciudad de los Mangos.

Los camioneros están en una pura contentera ya que no tendrán que dar un vueltón para sacar los productos como café, leche y caña.

“Teníamos que irnos por Grecia para poder ir a Poás, ahora ya podemos ahorrarnos más de una hora de viaje”, comentó el transportista Randall Salas.

“Antes teníamos que bajarnos del bus, bajo los aguaceros y con los niños y pasar a pie”, agregó Cristian Rodríguez.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Bailey salva la tanda a vecinos de Poás