| Dos señores viajaron desde Pérez Zeledón y Turrialba para vivir el traspaso

Abuelitos cumplieron un sueño

Uno viajó desde Pérez Zeledón y el otro vino de Turrialba, pero a los dos los unió la emoción de ver a Luis Guillermo Solís recibir la banda presidencial.

Esa es la historia de José Ángel Mora y Jorge Mora (conste que no son familia), quienes tenían el sueño de presenciar este acto.

“Vine porque ya van terminando mis años y antes quería estar en algo tan especial como esto”, aseguró don José, oriundo de San Pedro de Pérez Zeledón.

El señor, de 75 años, participó por primera vez de un traspaso ya que aseguró que ninguno de los anteriores valió la pena.

“Me dio el chance de conocer el estadio, ya que de otra forma es muy caro venir. Es un final de vida muy especial”, agregó.

Don José Ángel llegó a Chepe el miércoles y se quedó en la casa de su hija Luz Mary, en Ciudad Colón.

La otra historia es la de don Jorge, quien viajó desde un pueblito llamado San Juan del Sur, a ocho kilómetros del centro de “Turri”, para ser parte de este gran evento.

“Este será un acto que jamás podré olvidar. Nunca había tenido la oportunidad de participar en esto que es una verdadera fiesta. Y también me permitió conocer el estadio”, aseguró Mora.

El abuelito llegó a La Sabana en compañía de una de sus hijas, la nuera y cuatro nietos.

“Siempre hemos estado con Luis Guillermo, entonces mi hija me dijo que viniéramos a vivir está experiencia”, dijo emocionado.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Abuelitos cumplieron un sueño