| crítica.com.pa

A tener paciencia con el multiorgasmo

El hombre debe tener mucha paciencia para lograr el multiorgasmo.

“Es importante que sepamos que un multiorgasmo masculino no significa retomar rápidamente la erección después de la eyaculación, sino poder mantener la erección y tener varios orgasmos seguidos antes de la salida del semen”, afirma Alessandra Rampolla.

Esto se trabaja mediante una serie de ejercicios de masturbación extensa que ayudarán a dominar la excitación masculina.

Según Rampolla hay tres puntos claves en el pene: uno justo debajo del glande (cabeza); otro alrededor de la base; y por último, un punto sobre el perineo (entre los testículos y el ano). Se debe presionar alguno de estos tres puntos para poder controlar la eyaculación.

Esta técnica, que se utiliza como parte del tratamiento de eyaculadores precoces, resulta muy eficiente para perfeccionar las experiencias multiorgásmicas en el hombre.

La idea es hacer una serie de contracciones con el PC (músculo pubocoxígeo), las mismas que se realizan cuando se quiere detener la orina. Este ejercicio hay que practicarlo durante varias semanas, haciendo un promedio de 20 a 25 contracciones diarias. Esto mismo se tiene que hacer durante el acto sexual, pero interrumpiendo la eyaculación, hasta alcanzar el orgasmo.

Al ver que el pene sigue erecto sin haber eyaculado se vuelve a repetir el proceso, todas las veces que sean posibles. Entonces el hombre experimentará un “multiorgasmo”.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: A tener paciencia con el multiorgasmo