| Pablo Guzmán informará en Monumental todo lo que la tricolor haga en Brasil

La sombra de la Sele

Pablo Guzmán, periodista de Monumental, tenía un sueño desde chiquitillo y dentro de poco se le cumplirá cuando viaje a Brasil para informar sobre la participación de la Sele en el Mundial.

No cabe duda que cualquiera desearía tener ese brete, pues le tocará seguir a la Tricolor como si fuera la sombra en los juegos del “grupo de la muerte” contra Uruguay, Italia e Inglaterra y quién quita llegue a Río de Janeiro, donde será la segunda ronda.

Con nueve años de trabajar en esa emisora y apenas cuatro de entrarle bonito a la cobertura de deportes, el periodista y narrador es nuestro primer invitado en esta Semana Uno.

Vecino de barrio Los Parques, en San Ramón y con 31 años, Pablo primero cubrió política en la radio, pero luego se le hizo trabajar en deportes.

“Resulta que cuando Mario McGregor se fue de Monumental un fin de semana no había quien narrara un partido Carmelita- Brujas en el estadio Carlos Alvarado, a las 11 de la mañana, yo fui y lo hice, a la gerencia le gustó y me dieron pelota, cuando decidieron no contratar de afuera, me dijeron que me pasara”, contó Guzmán.

–¿Cuándo y cómo le dieron la noticia que iba a ser el enviado de la radio al Mundial?

–Diay, la verdad me di cuenta porque salió en La Nación, sabía que estaban diciendo nombres pero ese día lo hicieron oficial, después me lo ratificaron.

–¿Qué le pasó por la mente cuando lo leyó?

–No me van a creer, siempre leo los de deportes y eso salió en Viva, entonces no lo vi. Los amigos me escribían en el chat y me decían felicidades, y yo: “¿qué es esta vara?”, después me pasaron el enlace.

–¿Cuál fue la primera persona a la que se lo contó?

–Llamé a mi mamá (Maritza) y le dije que comprara La Nación y ahí la vio. Nosotros no somos muy expresivos, llamé y le dije: “¿vio ma?, ya salió” y como que también se lo esperaba, están más contentos que yo, yo lo tomé más tranquilo.

–¿Por qué cree que lo escogieron a usted para esta aventura?

–Siento que por el manejo del equipo (de transmisión) nuevo que llevamos, porque me va a tocar hacer más cosas de color y el plus de narrar y ser periodista. Sería por eso porque aquí cualquiera lo hubiera hecho bien.

–¿Cuáles son los preparativos para el viaje? ¿Cuándo jala?

–Me voy el 6 de junio a las 8 de la mañana. Estoy aprendiendo portugués desde hace dos meses y coordinando todo el equipo que hay que llevarse. Ya me había puesto la vacuna de la fiebre amarilla para ir al Mundial de Colombia.

Faltando algunos días voy a hacer la maleta. De ropa solo llevo una maleta, porque no puedo estar jalando muchas cosas, además llevo otra grande de equipo de transmisión. Estaré el tiempo que esté la Sele allá, mínimo 20 días.

–¿Cómo le fue con los compañeros, alguno se resintió porque lo mandaron a usted?

–No, nada que ver. No hubo como mucha sorpresa, no hubo resentimiento, más bien me están ayudando para las necesidades previas. Muchos ya han ido a Brasil y me han dado más ideas para hacer las cosas.

–¿Cuál es el plan de trabajo que tendrá?

–Voy a estar en el mismo hotel de la Sele, en el mismo vuelo con ellos para cada partido, me toca andar todo el día y todos los días con la Selección.

–¿Será su principal experiencia como periodista o hay alguna otra especial?

–En noticias tuve una experiencia que es muy importante para los que cubren política, una cumbre de las Américas en Argentina. Estaban George Bush y Hugo Chávez, fue la primera vez que estuvieron juntos. Ese viaje no lo puedo olvidar. En deportes obviamente este es el más importante, es un sueño cumplido, yo creo mucho en Dios, y yo se lo he puesto en sus manos y esto lo tengo desde chiquitillo, no pensé que iba a ser tan pronto pero Dios sabe que era un sueño.

–¿Qué es lo que no puede faltar en la maleta para el viaje y sus días fuera de Tiquicia?

–Yo siempre llevo dos cosas, un libro para leer en el avión y cosas personales, no puede faltarme un perfume.

–¿Está ansioso de que llegue el día de viajar?

–No, he tratado de no pensar mucho en eso. Ya tengo los tiquetes y la reservación de los hoteles, lo tengo guardado, solo sé la hora en que sale el vuelo. No quiero que las ansias me ganen. Me estoy cuidando de todo para no enfermarme.

–Si le pidieran escoger narrar un partido de la Sele o la final del Mundial, ¿cuál escogería?

–Un partido de la Sele, porque nunca he narrado un partido importante de la mayor, yo tengo claro mi rol y no es ser el narrador estelar y es lo que me falta, me gustaría un gol de la Sele y más en un Mundial.

–Siendo sincero, ¿cuánta fe le tiene a la Sele?, ¿hasta dónde cree que se logre llegar?

Mi sueño de ir a Brasil es conocer Río de Janeiro, la Sele no va a estar ahí, excepto si se clasifica a la segunda ronda. Voy con toda la seguridad de que conoceré Río, me mentalicé, entonces sí creo que vamos a clasificar, no sé cómo pero le vamos a sacar puntos a Uruguay e Inglaterra.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: La sombra de la Sele