| Seleccionados de Italia 90 piden a mundialistas de Brasil que los superen

A quitarse el gorila

“A nuestra generación ya la tenían cansada con los ‘chaparritos de oro’, hasta que llegamos nosotros y rompimos eso”.

Con esas palabras Roger Flores, mundialista en Italia 90 y el gran capitán, recordó lo que sus compañeros sentían en sus tiempos mozos cuando pateaban la pecosa y eran comparados con aquella generación de los años 50.

Con esta ilustración el capitán mencionó lo cansado que puede ser jugar a las espaldas de una época, por lo que su deseo es que el grupo que estará en Brasil 2014 rompa de una vez por todas con lo conseguido en Italia 1990.

Esa comparación ha sido muchas veces dañina para las selecciones de los últimos 24 años, que aunque sea natural, es un elemento más en contra con la que tienen que luchar, aseguró Flores.

Seis figuras de aquel equipazo del llamado verano italiano se reunieron este viernes en el casino del Hotel Sheraton, en Escazú, para hablar tanto de su época como futbolistas, como de los deseos que tienen de cara al próximo mundial.

Roger Flores, Marvin Obando, Hermidio Barrantes, Claudio Jara, German Chavarría y Juan Cayasso fueron los homenajeados y el centro de la actividad.

Coincidencias. Para Cayasso hay similitudes en los procesos de Italia 90 y Brasil 2014, pues además del gran apoyo que ejerce la afición, hoy más de uno no le ve mucho chance a la Sele por el duro grupo en que le toca jugar.

Sin embargo, la ve diferente porque tiene dos referentes claros, como Keylor Navas y Joel Campbell, con quien se identifica mucho por su estilo de juego.

“Ahora hay gente que perfectamente hubiera pegado en el grupo de nosotros, ojalá nosotros hubiéramos tenido un lateral de la talla de Cristian Gamboa”, dice de forma reflexiva el limonense.

En el caso de Marvin Obando, aunque son dos épocas totalmente diferentes, ve la misma hambre de triunfo y dice que ya es hora de que esta “Sele” deje atrás a los del 90.

El exherediano ve con especial atención a Bryan Oviedo, porque “juega en la posición que yo jugué y lo hace extraordinariamente, hubiera pegado con Bora”, añadió.

Tiempos cambian. Claudio Jara, dentro del análisis que hace, destaca que el futbolista ahora es 100% profesional y no necesita preocuparse de otros detalles como ocurría en sus tiempos.

“Nosotros cuando estábamos jóvenes también queríamos premios y dineros, pero sabíamos que a veces no se podía, hoy el jugador tiene muchas más ventajas”, comenta Jara, quien se desempeña como técnico del equipo Jaco Rays de la Liga de Ascenso.

Aprovecharse del conocimiento previo de los rivales y las comodidades actuales son los mayores cambios que hoy ve el exlateral German Chavarría.

“Nosotros no conocíamos a quienes nos íbamos a enfrentar en Italia y para entrenar teníamos un solo juego de uniforme y Dios guarde le pasara algo, pero con todo y eso siempre rendimos”, indica “Chava”.

Para el porteño Hermidio Barrantes la familia en que se convirtió el grupo del mundial Italia 90 pegó porque todos se vieron como uno, sin egoísmos, preferencias o argollas.

“Nosotros somos la barrera a vencer, ojalá esta selección la quiebre” destacó el exarquero.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: A quitarse el gorila