|

Todos quieren verlo

La vida le tenía preparada una gran sorpresa al joven Bryan Romero Agüero en el 2008 cuando pasó a ser el dueño de un verdadero chuzo.

Este vecino de Paraíso de Cartago anda bien montado en un Chevrolet Aveo modelo 2004, de cuatro puertas y cilindrada 1200 CC, pero entonces se movilizaba en un Datsun 120Y modelo 1977 que le había costado ¢320 mil que le había comprado al papá.

–¿Desde cuándo anda este chuzo?

El carro lo tengo desde el 2008 más o menos.

– ¿Cómo lo consiguió?

Por cosas de la vida y del destino quedó en mis manos en aquel año, la historia completa no se la puedo contar.

– ¿Ya tenía visto el carro?

Le voy a contar la historia resumida del primer día que lo vi. Yo tenía el Datsun y una vez vi el carro en un centro comercial en Paraíso, me bajé y hasta dejé largo el mío porque iba a ver un verdadero chuzo, imagínese que cuando llegué pregunté de quién era el Yaris que estaba muy bonito y la persona que contestó me dijo que no era un Yaris era un Chevrolet, desde ese momento me gustó.

–¿Y se enamoró del carro?

Quedé encantado con eel carro y dos años después el carro llegó a mis manos.

–¿Esa primera vez que lo vio pensó que algún día sería suyo?

Nunca pensé que iba a ser mío, cuando lo tuve pensé que era una gran bendición que me había dado Dios.

–¿Qué modificaciones tiene?

Le he metido audio más fuerte del que tenía, pasamos de la marca AUDI a Memphis Audio, estamos hablando de un amplificador de 4000 Watts RMS en un canal que abastece el “woofer”, también tiene dos amplificadores de menor voltaje que abastece 16 parlantes medios.

Al carro también lo caracteriza mucho la suspensión por bolsa de aire en las cuatro ruedas, aros 18 cromados y pintura en areografía.

– ¿Le ha metido mucha plata?

Como le digo a todo el mundo, lo único que se le ha metido es tiempo y cariño; en la parte financiera habría que sentarse en una mesa a contar y ver cuánta plata se le ha metido.

–¿Usted es muy fiebre para los carros?

Me gustan los carros, más que todo motores. Ya por cosas del destino “tuning”, pero no tengo gran fiebre, por medio del carro me invitan a clubes y cosas de “tuning”.

–Imagino que llama mucho la atención.

En la calle todo el mundo tiene que ver con el carro por los artículos modificados que tiene, la verdad que a uno en el Datsun no lo volvía a ver nadie y en este sí, todo mundo vuelve a ver.

–¿Y le ha pasado alguna anécdota?

Una vez llegamos a un “car show” y llevamos el carro alzado, entonces unos muchachos en la entrada dijeron entre ellos que el carro estaba muy bonito, pero que era una lástima que no lo sentaran porque parecía un chapulín. Entonces adentro, en la exhibición, le empezamos a mover el carro con la suspensión de aire y entonces les cerramos la boca, no se lo esperaban y ese día ganamos el primer lugar.

–¿Lo usa a diario?

Prácticamente solo para la exhibición, es un carro de cochera (no para andar en la calle).

Espabílese

¿Cómo puedo detectar y prevenir daños en el arrancador del carro?

“Lo mejor es estarlo revisando, llevarlo por lo menos una vez al año y si empieza a notar que cuando le hace a arrancar empieza a producir sonidos extraños o al girar la lleve a veces enciende y a veces no, hay que llevarlo de inmediato al mecánico. Es importante que no le caiga ningún fluido, sea aceite, líquido de frenos, etc. Si se queda varado por arrancador y su carro es manual puede ponerlo en primera o segunda y arrancarlo en marcha, si es automático no se puede hacer nada, tendría que llevárselo en grúa, por lo que hay que estar más pendientes de que el arrancador este al cien por ciento”, explicó el mecánico automotriz, Bryan Guido (8603-5135).

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: Todos quieren verlo