| Saprissistas se ilusionan y mandan buenas vibras a los jugadores

¡Que se paren los morados!

Los aficionados saprissistas se despertaron ayer con toda la buena vibra para ver a su equipo campeón, a tal punto que alborotaron las redes sociales.

Eso parecía una locura porque cientos de fiebres se mandaron con una foto en la que sostenían un cartel que decía: #vamosmorados.

Todo empezó en el sitio Pasión Morada, en Facebook, con los exmorados Alexánder Robinson, que juega en Brasil, y Óscar Duarte, que está en Bélgica.

La idea le llegó al corazón a los morados y de pronto las redes se inundaron de fotografías que tienen como principal objetivo inyectar de entusiasmo a los jugadores que hoy por la noche enfrentarán a Alajuelense en la gran final y donde podrían alcanzar el anhelado título 30.

“La idea nos la planteó un muchacho por la página y entre Saprissa y yo lo conversamos, no sabía que iba a ser esta locura”, aseguró Javier Durán, administrador de la página de Facebook.

Según Durán, ya conversó con algunos jugadores del plantel morado y están motivados con tantas muestras de apoyo que les da la afición.

Además, Javier comentó que ayer, a las 2:30 p. m., entre mensajes privados y compas que le mandaban fotos, tenía más de mil para subir al “Feis”.

Habrá banderitas. El “estuche” Ricardo Saprissa también tendrá un toque especial con banderitas durante el juego.

Pasión Morada y el club mandaron a hacer 15 mil banderas de papel para darle a los aficionados.

“La idea es que cuando salgan los equipos todo el mundo tenga su banderita y se vea bonito el estadio”, comentó Javier.

El material con el que están hechas es de papel y el palito es una especie de pajilla, pues para cumplir con los requisitos de seguridad de la Unafut no se permitía ningún otro material.

Sin duda, el Monstruo tiene lista la gran fiesta, lo único que les falta es que sus muchachos les respondan en la cancha ante la Liga.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Teja: ¡Que se paren los morados!